10º Acto 525 aniversario

El llamado “Descubrimiento de América” no sólo supuso cambios en los órdenes económicos, políticos, geográficos, tecnológicos, científicos y del saber, también en la forma de entender las relaciones entre grupos humanos a escala mundial.

Charla a cargo de Igor Rodriguez, Jueves 22 de junio, a las 19,00 horas en los locales sindicales de C/Cardenal Cisneros.

La pregunta de un conquistador, Fernández de Oviedo, sobre la humanidad de la otredad recién descubierta a ojos de Castilla (“¿son hombres estos indios?”) inaugura la modernidad. Esta modernidad supone un nuevo orden mundial que continua hasta nuestros días, constituido este orden por colonialismo y racismo, es decir, la inferiorización de una otredad y la superiorización de un grupo: una falacia objetiva, pero con claros efectos en las relaciones intergrupales: inferiorizados frente a superiorizados, dominados frente a dominantes, el no-Ser frente al Ser. A la modernidad le precede la conquista de Al Andalus, que, a través de las prácticas de violencia sistemática ejercidas sobre el sur peninsular, forjó una ideología que la conquista castellana fortaleció. Los naturalistas franceses del siglo XVIII inventaron el racismo y la idea de razas, con seres superiores e inferiores, a partir de las prácticas de violencia ejercidas por los reinos y estados imperialistas de la llamada Europa Occidental. Los marcadores o índices para inferiorizar han sido varios y en dependencia del lugar: religión, color de piel, origen geográfico, lengua, etc. En la actualidad, el efecto sobre Andalucía se deja notar en diversos órdenes, que explican la situación de subalternidad de este pueblo, dominado. En esta charla nos centramos en uno de estos marcadores que sirven para inferiorizar: el habla. ¿Por qué los andaluces y las andaluzas somos cuestionados y cuestionadas por nuestra forma de hablar? ¿Por qué somos inferiorizadas e inferiorizados lingüísticamente? ¿Por qué, como se expondrá, a partir de trabajos de campo realizados con lxs hablantes andalucxs, incluso se prohíbe expresamente usar nuestros capitales lingüísticos para hablar en determinados ámbitos? ¿Complejo de inferioridad? No, las víctimas no son culpables. Se trata de una construcción de conceptualizaciones racistas (racismo en tanto que inferiorización de una otredad) constitutivas de la colonidad del saber, del poder y del ser, patrones de subalternidades que explican la actual situación de emprobrecimiento, dependencia y dominación de Andalucía en el marco de los 525 años de modernidad desde el inicio de la conquista de la llamada América y la respectiva mundialización de la violencia sistemática, de la dominación, de la desigualdad y la exclusión de los pueblos a escala planetaria. Por tanto, qué lugar ocupa Andalucía en este marco, cómo la violencia contra Andalucía es el punto de origen de esta mundialización y qué efectos ha tenido sobre nuestro pueblo son cuestiones clave para entender nuestra posicionalidad en las relaciones de poder intergrupales que nos subalternizan y sitúan como una otredad inferiorizada, como un no-Ser, en lo que nos incumbe en esta charla, un no-Ser lingüístico.
En la charla se muestran testimonios recogidos en investigaciones científicas desarrolladas en el marco de la tesis doctoral del profesor Rodríguez-Iglesias durante años (qué le sucede a lxs hablantxs y cómo ven sus prácticas lingüísticas) y otros testimonios de carácter filosófico y político que inferiorizan explícitamente a las personas que constituyen Andalucía. En definitiva, las causas de la discriminación lingüística y los prejuicios lingüísticos, en una charla.

Ígor Rodríguez-Iglesias, andaluz, nacido en Huelva, es profesor universitario en la Universidad de Huelva, donde imparte las asignaturas de Lengua en el grado de Filología Hispánica. Como investigador científico se dedica a la sociolingüística crítica, campo de las ciencias del lenguaje que estudia cómo las prácticas lingüísticas inciden en el funcionamiento de la sociedad o ayudan a explicarlo y cómo los hechos lingüísticos contribuyen a la reproducción o transformación de las relaciones sociales (especialmente las de desigualdad entre los grupos, entendidos estos en función del repertorio lingüístico, el sexo, la edad, la identidad, la etnicidad, etc). También se ocupa del análisis de las ideologías lingüísticas (conjunto de ideas -causas y consecuencias- de un grupo sobre su habla y sobre el habla de otros grupos, grosso modo). Su producción científica (artículos científicos, ponencias en congresos, impartición de seminarios, etc.) gira en torno a estos asuntos. Entre sus aportaciones se encuentran la introducción de la interseccionalidad (concepto de los feminismos negros norteamericanos), el privilegio lingüístico frente al prestigio, la hegemonía gramsciana y la decolonialidad en los estudios sociolingüísticos y lingüísticos. Esta charla ha sido impartida previamente como seminario de investigación por Rodríguez-Iglesias en la Universidad Autónoma de Madrid, invitado por la sociolingüista Luisa Martín Rojo.
Rodríguez-Iglesias, además de profesor en la Universidad de Huelva, ha sido investigador en las universidades de Coimbra, La Habana, Alcalá y Autónoma de Madrid.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s